Aumentan los tratamientos de estética entre las personas de clase media y baja en busca de un empleo

La crisis económica ha disminuido el consumo de cirugía estética pero ha hecho aumentar el de ciertos tratamientos estéticos, sobre todos los de rejuvenecimiento facial, y, concretamente, entre la población de clase media y baja, que los ven como un recurso que puede jugar a su favor a la hora de buscar un trabajo.

“Mucha gente nos hace esa observación, quieren tener un aspecto mejor para enfrentarse a una entrevista de trabajo”, destaca a Europa Press el director de la clínica Esbeltic Model, José Luis Vicente-Péix, quien señala que hay que tener en cuenta que “ya no se compite solo con un currículum, ahora también se compite con el aspecto”.

La compañía ha podido observar que desde 2011 han crecido un 26 por ciento los tratamientos que se hacen a través de créditos. Y, mayoritariamente, se trata de los más baratos donde el crédito no supera los 400 ó 800 euros, dependiendo del tratamiento o del número de tratamientos que la persona quiere hacerse.

Llama la atención porque, explica, “es normal que se pida financiación en tratamientos de 3.000 a 5.000 euros, pero lo que no es normal es que se pida en estos tratamientos”. “Un crédito para un botox se consigue con relativa facilidad, pero cuando la intervención es mayor los bancos lo deniegan ante la incertidumbre del mercado laboral”, añade.

Esta tendencia se produce desde hace año y medio, aunque en el último año ha habido un aumento mayor en la demanda. “Se ha dado un fenómeno en un tipo de paciente que no habíamos tenido nunca”, explica.

A su juicio, y porque son muchos los que lo reconocen al llegar a la consulta, la crítica situación laboral en España ha provocado que las preocupación por la formación haya dado paso a la preocupación por el aspecto.

“Ante la competencia laboral antes se preocupaban más por aumentar su currículo con más cursos y formación, ahora se han dado cuenta de que los años van pasado y también es necesario entrar por los ojos al seleccionador que hace la entrevista”, añade.

“El aspecto de una persona de 25 año no compite con el de una de 40 ó 45 años”, añade, tras recordar que el perfil de los nuevos usuarios muestra que son las mujeres españolas de entre 38 y 48 años, casadas y sin trabajo o con el temor de perderlo, las que más recurren a estos servicios.

Vicente-Péix, explica que “las mujeres que buscan trabajo, conscientes del valor que tiene su apariencia física a la hora de encontrar trabajo, suelen ser las que más preguntan por la financiación de este tratamiento. La mayoría de ellas nos vienen contando que quieren causar una buena primera impresión en épocas de entrevistas laborales”. Aunque, también los hombres están utilizando estos tratamientos, bien por motivos laborales o bien por cuestiones sociales.

EL BOTOX, TRATAMIENTO ESTRELLA

Considera que estos tratamientos “han empezado a ser visto como productos capaces de aumentar la calidad de vida”; además de que ayudan a mejorar las relaciones con los demás, como muestra que sean muchos los hombres que, tras una ruptura sentimental, usen el botox para buscar una nueva pareja.

En cuanto a los tratamientos, lo que principalmente se demanda es el botox, que es considerado el tratamiento “estrella” ya que es instantáneo. “Es un tratamiento que engancha porque la gente se ve bien al instante”, advierte, el problema es que cuando pasan 5 ó 6 meses se ve debilitada la acción del y la gente tiene que volver a infiltrase.

Luego se encuentran los materiales de relleno como el ácido hialurónico que, en baja densidad, consigue hidratar y eliminar el paso del tiempo por la piel envejecida con el abuso del sol, la mala alimentación o por la propia edad.

La mujeres se decanta más por el uso del ácido hialurónico como medio de hidratación, aunque le sigue de cerca el tratamiento con botox. También han aumentado los tratamientos de relleno en los pómulos así como las comisuras alrededor de la boca y las patas de gallo. En el caso de los hombres, el botox es el producto más demandado.

Fuente: Europa Press